Mesopotamia: cuna de la civilización

Mesopotamia: cuna de la civilización

A Mesopotamia se le conoce como la cuna de la civilización, pero también como el hogar de diferentes poblaciones que sentaron las bases para muchos aspectos de la humanidad. Desarrollaron uno de los primeros sistemas de escritura de la historia, y otros aportes significativos de importante valor cultural y artístico. 

Descubre por qué Mesopotamia es llamada cuna de la civilización, veamos un resumen de su historia y sus principales características que han trascendido hasta nuestro mundo actual.

¿Qué es Mesopotamia y por qué es la cuna de la civilización?

Se conoce a Mesopotamia como una región del Oriente Medio. También llamada como cuna de la civilización. Su nombre significa tierra entre ríos, en griego. Comprende, en la actualidad, las partes de Irak, Turquía y Siria.

Era una zona privilegiada por sus recursos naturales, con los ríos que permitieron a las antiguas civilizaciones prosperar y desarrollar sus actividades. Su historia se remonta al cuarto milenio antes de Cristo, aproximadamente. 

Desde allí, se establecieron las primeras comunidades sedentarias, donde se desarrollaron las formas de ganadería y agricultura. Todo esto, sumado a su legado cultural, hace que se le otorgue el nombre de la cuna de la civilización.

Además, el uso de las plantas como cebada y trigo, la cría de animales, permitió que las comunidades de Mesopotamia pudieran sentar las bases de la economía basada en la agricultura.

Características de Mesopotamia

Una de las principales características de Mesopotamia es la ubicación, donde destacan los ríos Tigris y Éufrates. Mediante su rica historia, desarrolló elementos distintivos con avances significativos, por ejemplo:

Ríos sagrados

Mesopotamia se convirtió en el centro del desarrollo humano por su entorno geográfico, con montañas, desiertos y los ríos sagrados, el Tigris y el Éufrates. Sus suelos eran fértiles y de clima favorable, gracias al agua. De hecho, por ser considerados como sagrados, eran adorados por los pobladores. 

Escritura Cuneiforme

Entre las significativas contribuciones de Mesopotamia, destaca la escritura grabada en tablillas de arcilla mediante una punta afilada. Esto permitió a los mesopotámicos el registro de la información y la transmisión a otras generaciones. Fue utilizada no solamente en la literatura, también en el comercio y la administración.

Organización Política

En la cuna de la civilización existieron numerosas ciudades, consideradas como estados independientes con un gobierno propio y estructura política. Algunas de ellas fueron: Babilonia, Uruk, Ur, y Eridu.

Su organización era jerárquica, con reyes y sacerdotes encargados del poder. Tenían a su cargo la promulgación de leyes y la administración de la justicia, así como el desarrollo social de las ciudades.

Agricultura

La agricultura desarrollada en Mesopotamia fue esencial para la supervivencia de sus civilizaciones. De esta forma, se construyeron canales y diques para controlar el flujo de agua y evitar inundaciones. 

Entre las técnicas utilizadas, destacan las norias y otros métodos para la irrigación de los campos con la finalidad de aumentar la productividad agrícola.

Religión

Los mesopotámicos adoraban a una gran variedad de dioses. Sus creencias divinas influyeron en todos los aspectos de su existencia. Construyeron templos en formas de zigurat para adorar a sus dioses y efectuar rituales religiosos. 

Arquitectura 

De monumentales construcciones, con palacios y ciudades fortificadas, así era Mesopotamia. Los zigurats eran estructuras en forma de pirámides que simbolizaban poder y eran el lugar para rendir culto a sus dioses.

Deja una respuesta