Historiografía y Teoría de la Historia

 

 

Marín, M. (2018). Al-Andalus/España. Historiografías en contraste: Siglos XVII-XXI. Casa de Velázquez, 452 pp.

"Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo". Esta célebre frase de George Santayana podría ilustrar una de las ideas más convencionales respecto a la memoria histórica. Actualmente existe el consenso explícito y casi absoluto de que lo moralmente correcto es recordar. ¿Por qué somos tan tajantes en cuestiones tan delicadas como esta? En esta candente y polémica obra el heterodoxo intelectual David Rieff revisita la cuestión de la memoria histórica y presenta un conmovedor alegato contra nuestra pasión por el pasado. Analizando varios de los conflictos más definitorios de la historia reciente (el conflicto de Irlanda del Norte, la Guerra Civil española, la Guerra de los Balcanes, el Holocausto y el 11S) Rieff concluye que la memoria colectiva no es tanto un imperativo moral como una opción. La memoria histórica puede ser tóxica y, a veces, lo correcto es olvidar. Brillante y contundente, este lúcido ensayo es un tratado de filosofía moral indispensable sobre los usos y abusos de la historia colectiva.

 

Carrera, G. (2018). Historia prospectiva: Sobre la prospectiva histórica para auxilio de planificadores, economistas, politólogos, internacionalistas... e historiadores. Editorial Alfa, 490 pp.

La primera tarea que acomete Germán Carrera Damas en este libro, "Historia prospectiva", es la de explicar la aparente contradicción que su objeto encierra, pues la sola propuesta podría suscitar reservas entre quienes aún mantienen unaconcepción pasadista de la historia, que la confinaría al mero estudio de la huella del hombre en el mundo. La propuesta prospectiva del estudio de la historia busca someterla al imperio del tiempo histórico, regido por la dialéctica de continuidad y ruptura, en un enfoque en el cual pasado, presente y futuro se integrarían en un solo flujo, lo que, a su juicio, generaría una comprensión distintadel desenvolvimiento, nunca lineal, de lo histórico. Lo anterior conduce a Carrera a considerar más atinado y útil sostener que la historia es el conocimiento de la huella del hombre percibida en su incesante marcha. Esto lleva consigo la necesidad de identificación de tendencias sociohistóricas de largo aliento y la generación de un conocimiento siempre transitorio, en constante evolución y expuesto a los cambiantes efectos de las cadenas causales que constantemente se originan en el acontecer social.
 

Osterhammel, J. (2018). El vuelo del águila: El mundo actual en una perspectiva histórica. Crítica, 336 pp.

Jürgen Osterhammel ha estudiado los problemas del presente asociados a la globalización, o más bien a las globalizaciones, entendidas, más allá de las relaciones de mercado, como algo que está transformando en la actualidad el entorno en que vivimos a través de las migraciones humanas, la expansión de lasreligiones o la transferencia de plantas y animales. Esto implica también la necesidad de una protección para defender a los seres humanos de las consecuencias adversas de unos cambios que han conducido a una era de desconcierto y desigualdad crecientes.

"Los libros de Osterhammel han transformado mi visión del mundo" (Angela Merkel).

 

Sola, D. (2018). El cronista de China: Juan González de Mendoza, entre la misión, el imperio y la historia. Edicions de la Universitat de Barcelona, 320 pp.

Este relato parte del éxito extraordinario que en el siglo XVI obtuvo la Historia del Gran Reino de la China, de fray Juan González de Mendoza, que alcanzó treinta ediciones y fue traducida a varios idiomas. El origen de esta obra se remonta al tiempo en que Felipe II, señor ya de un imperio que iba desde los dominios españoles en América hasta la India portuguesa, encargó a religiosos agustinos que se encontraran con el emperador de China y acordaran una alianza que debía convertir el Celeste Imperio en un paraíso cristiano bajo su protección. Para llevar a cabo la misión, González de Mendoza realizó una ingente labor de acopio de noticias sobre historia, geografía y tradiciones que le permitieran conocer la sofisticada complejidad de la civilización china. Con el presente libro, Diego Sola no solo reconstruye la biografía de González de Mendoza, que descubrió a Occidente cómo eran China y sus habitantes, sino que recupera la notable influencia que ejerció en los escritores españoles y europeos de su generación.

 

Burke, P. (2018). Pérdidas y ganancias. Exiliados y expatriados en la historia del conocimiento de Europa y las Américas, 1500-2000. Akal, 256 pp.

En este estudio, Peter Burke analiza la contribución que exiliados y expatriados han hecho a la historia intelectual y cultural de Occidente. Para el autor, el primer y más obvio aporte de esta cultura en movimiento ha sido evitar el anquilosamiento y regionalismo del conocimiento. El encuentro entre eruditos dediferentes culturas ha sido, históricamente, una forma de educación y conocimiento para ambas partes, exponiéndolas a oportunidades de investigación y formas alternativas de pensar. Así, la “desprovincialización” fue en parte el resultado de la mediación, ya que muchos emigrados ejercieron de transmisores de su cultura materna en su "tierra de acogida", y viceversa. De igual forma, la distancia y desapego con que a veces los exiliados veían sus culturas nativa y de acogida les otorgaban ventaja a la hora de analizar e identificar cambios y transformaciones que sus colegas no identificaban. Al mismo tiempo, el compromiso y adopción de dos formas diferentes de pensamiento, uno asociado al exilio y el otro a su tierra de acogida, en ocasiones confluyó en una hibridación creativa, como fue el caso, por ejemplo, de la teoría alemana y el empirismo angloamericano.

 

Betancourt, A. (2018). América Latina: cultura letrada y escritura de la historia. Anthropos, 192 pp.

Este libro se centra en el estudio de los aspectos implicados en las transformaciones desde el mundo letrado a los espacios profesionales que la escritura de la historia en América Latina vive en cuanto a actividad intelectual: las referencias al papel de las sociedades letradas (Academias), sus actividades y publicaciones para la difusión, sin la diferenciación de los saberes, hasta las transformaciones de las Universidades y la profesionalización de las ciencias sociales y las humanidades como parte de la normalización científica en América Latina, proceso que desplazó, paulatinamente, a los hombres de letras de la producción de conocimientos especializados pero sin que ello signifique el fin de la convivencia de estas formas de difusión y producción del conocimiento.

 

 

Cultura Histórica

 

 

Ferguson, N. (2018). La plaza y la torre: Redes y poder: de los masones a Facebook. Debate, 656 pp.

El siglo XXI ha sido proclamado como la Era de la Red, pero en este libro Niall Ferguson nos recuerda que las redes sociales no tienen nada de novedoso. Desde el tiempo de las imprentas y los predicadores que llevaron a cabo la Reforma hasta los masones que lideraron la Revolución estadunidense, fueron las redes organizacionales quienes interrumpieron el orden establecido. Así pues, lejos de ser una novedad, nuestra era es más bien la Segunda Era de la Red, con el ordenador ocupando el papel central que en su momento ocupó el papel impreso. Quienes esperan una utopía de «internautas» interconectados pueden, por lo tanto, sentirse decepcionados. Las redes son propensas a la agrupación, los contagios, pero ante todo a las interrupciones y los conflictos del pasado encuentran paralelismos desconcertantes hoy, en el tiempo de Facebook, el Estado Islámico y el mundo trumpiano.

 

Elliott, J. (2018). Catalanes y escoceses: Unión y discordia. Taurus, 496, pp.

John H. Elliott explora las raíces de uno de los problemas contemporáneos más acuciantes de Europa. En este esperado y elegante regreso al tema de uno de sus libros clave, La rebelión de los catalanes, explora las llamativas similitudes y los contrastes entre las experiencias escocesa y catalana a lo largo de los últimos quinientos años, comenzando con los matrimonios reales que provocaron la unión con sus vecinos más poderosos, Inglaterra y Castilla respectivamente, y rastreando su historia a través de los siglos, desde el final de la Edad Media hasta los dramáticos acontecimientos recientes. Elliott examina los factores políticos, económicos, sociales, culturales y emocionales que dividen a escoceses y catalanes de las naciones más grandes a las que sus destinos les unieron. Arroja nueva luz sobre el carácter y el desarrollo del nacionalismo europeo, la naturaleza del separatismo y el sentimiento de agravio subyacente a las aspiraciones secesionistas que condujeron al referendo escocés de 2014 y el catalán de octubre de 2017, con la consiguiente declaración unilateral y fallida de una república catalana independiente.

 

Vila-Sanjuán, S. (2018). Otra Cataluña: Seis siglos de cultura catalana en castellano. Destino, 368 pp.

Sergio Vila-Sanjuán, seguramente el periodista cultural que mejor conoce y más ha investigado el mundo de la edición catalana, nos presenta en este libro un repaso por la cultura catalana en castellano, abarcando toda la tradición desde hace seis siglos hasta la actualidad. Una historia de la cultura poco estudiada y con un foco de atención hasta la fecha difuso por la tradición nacionalista. Con ello, intentará llamar la atención sobre personajes que han quedado en la sombra, y por supuesto recordar y poner en valor hitos sin los que la cultura de Cataluña no puede comprenderse. Esta historia es concomitante con muchos temas que no aborda, o lo hace solo de pasada: la historia dinástica y política catalana y española, la censura institucional o eclesiástica…

  Jiménez Losantos, F. (2018). Memoria del comunismo. La Esfera de los Libros, 768 pp.

Cien años y cien millones de muertos después, ¿por qué el comunismo sigue siendo una ideología respetada? Buceando en las fuentes originales -de Marx, Bakunin y Lenin al Che o Pablo Iglesias- este libro explica la naturaleza real del comunismo, sus raíces filosóficas y políticas, los errores habituales sobre su historia y el hecho más terrible: que, cien años y cien millones de muertos después, siga siendo una ideología respetada entre políticos, profesores y periodistas. ¿Por qué se creían los bolcheviques con derecho a imponer a todos su idea de sociedad y a asesinar a los que la rechazaban e incluso a los que no llegaban a hacerlo? Esta es la gran cuestión del siglo que el mundo lleva a cuestas desde que Lenin tomó el poder: ¿por qué los comunistas se creen legitimados para robar y matar en nombre de una utopía que apenas esconde su afán de poder ilimitado? Esta Memoria del comunismo recuerda por qué sucede. Y cómo, conociendo su historia y la de España, cabe evitarlo.

Beevor, A. (2018). La batalla por los puentes: Arnhem 1944. La última victoria alemana en la segunda guerra mundial. Crítica, 688 pp.

En septiembre de 1944 las tropas aliadas avanzaban por Holanda y se disponían a cruzar el Rin para invadir Alemania; pero el desastre de Arnhem, la última victoria alemana, iba a alargar el conflicto más allá de lo previsto. Basándose en una amplísima documentación, que se utiliza aquí por primera vez, Antony Beevor no solo reconstruye la verdad de lo sucedido -muy distinta a lo que contaron hace unos años una versión novelada y una película- sino que el hecho de disponer de diarios y de testimonios personales le permite revivir la verdad de la guerra, a través de las experiencias individuales de los soldados en el combate o del relato de los sufrimientos de los habitantes de Arnhem, sometidos tres veces al pillaje y masacrados por los alemanes. Beevor muestra aquí, no solo su conocimiento de la guerra, sino su maestría de gran narrador.